Etiquetas

, , , , , , , , ,

Ésta es la segunda parte de un blog que empecé el día de ayer, en el que intento mostrar las fallas, los fraudes y los malos tratos por parte del personal de VivaAerobus.

Sin embargo, hoy voy a observar el problema desde otra perspectiva.

.

¿Será acaso solo impericia?

Durante el día de hoy fui al aeropuerto de CUN por la mañana, con el fin de entrevistarme con los empleados de VivaAerobus que me atendieron la ocasión en que cancelaron mi boleto por vez primera, y hacer constar el origen del problema.

Al parecer, fue un éxito. Mañana publicaré los resultados. Sólo me falta editar los archivos de audio con el fin de hacerlos más dinámicos.

Pero me di cuenta de varias cosas. Puede que ayer haya sido demasiado duro con ellos. Puede incluso que los cientos de quejas que existen en línea se deban simplemente a la ineptitud por parte de todos los niveles de la empresa.

.

Llegando a la Terminal Internacional 2

Para empezar, la maquinita que daba pases de acceso al estacionamiento estaba descompuesta. Esto es de poca repercusión para los usuarios.

Por otra parte, dentro del aeropuerto se había caído la red de internet Wi-Fi. ¿Qué tal de aquellos que querían enviar un WhatsApp?

Por último, los quioscos que imprimen boletos. Al parecer tengo una suerte muy extraña, pero mientras caminaba me di cuenta de un módulo en el que alguien había dejado vía libre para inmiscuirse en sus sistemas. A continuación muestro la imagen de la forma en que me encontré dicha máquina.

Las máquinas de ASUR parecían no funcionar correctamente.

¿Quiere usted un boleto o quiere modificar los permisos del sistema?

Todas estas fallas son atribuibles directamente a ASUR, dueño de VA, o a sus socios comerciales, e involucran a las aerolíneas extranjeras como Delta, American Airlines o Air France.

El aeropuerto de CUN parece una feria de pueblo, y eso ni siquiera me pareció mal. Tal vez solo andaba de muy buen humor debido a que todo fue TAN FÁCIL.

No sé si me crean cuando les digo que era de esperarse que las oficinas de Viva estuvieran cerradas

No sé si me crean cuando les digo que era de esperarse que las oficinas de Viva estuvieran cerradas.

 .

¿Qué ha pasado desde ayer?

Retomo mi relato desde donde lo dejé ayer, en retrospectiva desde la desagradable situación de la tarde.

Unos minutos después de publicar mi primera entrada de blog, recibí el siguiente correo, el cual casi me hace levantarme de mi asiento, por pura indignación ante lo cual consideré como una burla.

 “Estimado(a) Marcelo López,
Tu solicitud de servicio – Tengo una situación grave con ustedes –  se ha cerrado.
Esperamos que haya sido resuelta satisfactoriamente. Si crees que todavía no deba cerrarse o no se ha resuelto, responde mediante el link de atención.

Atentamente,
Atención a Clientes
http://soporte.vivaaerobus.com/helpdesk/tickets/102579

El correo anterior al mostrado había sido enviado 48 horas antes, y decía así.

“Hola Marcelo López,
Agradecemos que se haya comunicado con nosotros le informo que su información ya fue recibida y enviado al departamento correspondiente para su validación y tan pronto tengamos respuesta se lo haremos saber a la brevedad posible .
De antemano una disculpa por todos  los inconvenientes generados  con su vuelo .
Sin más por el momento quedo a sus órdenes para cualquier duda ó aclaración
De ser necesario que nos envíes más información sobre tu caso, por favor hazlo mediante el siguiente link de atención:
Número de Solicitud: http://soporte.vivaaerobus.com/helpdesk/tickets/102579
Saludos E.S”

Y lo que yo había inquirido era lo siguiente. Para los que leyeron mi entrada de ayer, éste podría ser un resumen.

.

“Hola.

Mi nombre es Adrián Marcelo López Ávila y me encuentro en una situación muy incómoda con ustedes. Estoy muy molesto por varias razones, y espero podamos llegar a una conciliación antes de que tenga que interponer una demanda por los daños ocasionados a mi persona.

La situación es la siguiente: Hice una reservación para el vuelo QHVDVL desde Cancún hasta Houston el 24 de abril del presente año con retorno el 6 de mayo (hoy). Anexo la información de la confimación de mi reservación.
El día 24 me presenté al aeropuerto temprano y me dijeron que no estaba en la lista para abordar. La señorita que me atendió me hizo esperar alrededor de 2 horas antes de que yo tuviera que proponerle una solución alternativa a un problema para el cual no parecía capacitada para atender.
Compré otro boleto para el vuelo debido a que la señorita que me atendió me aseguró que me sería reembolsada la cantidad total de lo que pagué. Fueron $1,266.99 MXN pagados con una tarjeta HSBC (VISA) con terminación 0409.
De igual forma, me aseguraron que no tendría ningún problema el día del vuelo de regreso, pero eso resultó ser solo otra mentira.

De cualquier forma, intenté utilizar el número desde Houston que está registrado a plena vista del público (232356) para que ustedes me brindaran algún servicio. Durante 8 horas intenté comunicarme, sin una sola contestación.
El día de hoy, 6 de mayo, llegué al aeropuerto en HOU, terminal D, para darme cuenta de que el vuelo que debía tomar no existía. No se encontraba en las pantallas, no había gente que atendiera las oficinas, ni llegó durante las dos horas que estuve ahí esperando. De igual forma, al utilizar el teléfono con la información anunciada, en la que me aseguraban que recibiría atención solo escuché tono muerto.
Tuve que comprar un vuelo a través de Volaris, al parecer con código FLSS1, hacia GDL, por el cual pagué 124.99 USD, con el fin de poder realizar una conexión hacia CUN, pero no me fue posible realizar la conexión, por lo que viajo el día de mañana en un vuelo a través de Interjet (Vuelo 340) por el cual pagué $2,318.99 MXN.
Además de lo anterior, he incurrido en gastos de transportación y comidas, y lo peor es que no pude asistir a mi trabajo y realizar mis negocios en la ciudad de Playa del Carmen, Q.R.
Me he comunicado con ustedes vía telefónica y he expresado mi inconformidad.
Ustedes han accedido en realizar un reembolso de lo que pagué y no utilicé para nada por culpa vuestra.
Sin embargo, ni siquiera ese reembolso será por la cantidad total de lo que pagué. A continuación se muestra el correo en el que se escribe la cantidad correcta.
Exijo que al menos me sean pagados los gastos en los que he incurrido hasta ahora y los demás que surjan hasta llegar a mi destino el día de mañana, y me parece justo que también consideremos la pérdida que genera el no atender mi trabajo.

Tengo los recibos y los comprobantes necesarios para demostrar que estoy en lo correcto.

Espero la más pronta respuesta de vuestra parte y por lo pronto me despido, decepcionado, de ustedes.

Adrián Marcelo López Ávila”

.

Total.

.

Hayan sido operaciones fraudulentas o solo incompetencia por parte de esta aerolínea, de cualquier manera generan daños a los usuarios, a los negocios y hasta a la imagen del país ante los usuarios y aerolíneas extranjeras.

.

Mañana será otro día, inclusive mejor, ¡es mi día libre!

Además, ya cuento con los datos de contacto del Lic. Carlos Ruiz, Gerente de Aeropuertos y Logística de VivaAerobus, lo cual me permite enviarle un correo electrónico directamente y determinar, ya por fin, si voy a tener que proceder con una denuncia o no.

.

Dejo bien claro por aquí y se lo diré a él directamente que, si tengo que utilizar los recursos legales, para lo cual ya estoy plenamente dispuesto y preparado, voy entonces también a comprometerme a intentar hundir la poca reputación que les queda.

.

Como siempre, si te ha sucedido algo similar con ésta u otra empresa, siéntete a gusto comentando a continuación.

.

GRACIAS POR LEERME.

RECUERDA RETWITTEAR, SUSCRIBIRTE, COMPARTIR Y DARLE “ME GUSTA”.

 .

¡Hermosos días!

 
POR ADRIÁN MARCELO LÓPEZ ÁVILA
Anuncios